INIBIOLP
Su historia y evolución

Formación y crecimiento del grupo de investigación de la Cátedra de Bioquímica de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata (de 1956 a 1981).

La historia del grupo de investigación que dio origen al INIBIOLP se remonta al año 1956 cuando se reorganizó la Cátedra de Bioquímica de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La PlataRevistaba entonces como Profesor Titular el Dr. Rodolfo R. Brenner, quien había llegado a La Plata a instancias del Dr. Bernardo Houssay para fomentar el desarrollo de la investigación en bioquímica básicaJunto al Dr. Ricardo R. Rodríguez como director del Instituto de Fisiología que incluía además de la Cátedra de Bioquímica a la de Fisiología con Biofísica, fueron los primeros profesores con dedicación exclusiva, y lograron dar un gran impulso al desarrollo de la investigación en ciencias básicas en dicha unidad académica. Los colaboradores pioneros en la Cátedra de Bioquímica fueron los Dres. Néstor Bottino, Raúl O. Peluffo, Osvaldo Mercuri y María E. De Tomas que más tarde serían profesores adjuntos. El Dr. Mercuri fue sucesor del Dr. Rodolfo Brenner como Profesor Titular en el año 1988. 
En esos primeros años se produjeron grandes cambios, tanto en la enseñanza como en la investigación. Se construyó el bioterio y nuevos laboratorios, se implantó  la dedicación exclusiva para el personal docente. Asimismo se estableció un esquema de capacitación científica que contemplaba la iniciación y perfeccionamiento científico en el Instituto y luego perfeccionamiento con una estadía de un año o dos en laboratorios de primera línea en el extranjeroLa formación se completaba con visitas y conferencias de investigadores nacionales y extranjeros de primer nivel, varios de los cuales eran Premios Nobel o luego lo serían. Se produjo así una rápida evolución gracias al apoyo de los sucesivos Decanos de la Facultad y Presidentes de la UNLP
La creación en el ámbito nacional en el año 1958 del
 CONICET, que orientó su labor a apoyar la investigación genuina en las diversas universidades y núcleos dispersos permitió mejorar sustancialmente el equipamiento del grupo. Posteriormente la creación de la Carrera del Investigador Científico en 1961, sustentada sobre bases serias y análisis de capacidad y rendimiento de sus miembros, atrajo a jóvenes investigadores, incorporándose Bioquímicos como Gladys Chiappe, Mario Nervi, Ángel Catalá, Ricardo Pollero, Sixta Ayala, Juan Carlos Castuma, Alicia Leikin, Sara Actas Dato, Ethel Romero; y Médicos como Irma N. Tacconi y María J. Tacconi, por mencionar solamente los de los primeros años.
Al final de la década del 60 ya se había afianzado un importante grupo pionero en la investigación bioquímica en el ámbito de la UNLP, y de competencia a nivel internacional. 
El tema de investigación se centró desde el principio en la Bioquímica y Metabolismo de Lípidos.
 Los primeros estudios se refirieron a la composición en ácidos grasos de los diversos tejidos animales vertebrados e invertebrados, terrestres y acuáticos y en otros organismos incluyendo algunos vegetales. Luego se realizaron destacadas contribuciones en el conocimiento de la importancia de los ácidos grasos polietilénicos esenciales en la nutrición animal y la biosíntesis de ácidos grasos insaturados. Se pudo demostrar la existencia de familias de ácidos grasos y comprender los mecanismos regulatorios claves del control de su síntesis. Se estudió la importancia de los ácidos grasos esenciales en la maduración testicular y en la constitución de las glándulas adrenales. Se comenzó a estudiar posteriormente el metabolismo de células cancerosas y en 1969 se abrieron dos nuevas líneas de trabajo referidas una a la inclusión del cultivo celular en el laboratorio y la otra al estudio de protistas. Merecen una mención especial los trabajos pioneros que demostraron la función de la insulina y otras hormonas en la biosíntesis de ácidos grasos insaturados y composición celular. Los estudios enzimológicos en el campo lipídico comenzaron a publicarse en 1965 como resultado de la disponibilidad de centrífugas refrigeradas, ultracentrífugas y otros equipos necesarios, gracias a que organismos nacionales y extranjeros contribuyeron a su adquisición. Es de destacar en primer lugar alCONICET, al Nacional Institute of Health, y a la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires. Estos aportes fueron y son fundamentales para la investigación científica y sin ellos hubiera sido imposible no sólo alcanzar el nivel actual, sino la realización de las más elementales investigaciones.
En 1971 los grupos de investigación de la Facultad de Ciencias Médicas se trasladaron a los nuevos laboratorios construidos en el edificio principal de la Facultad, lo que constituyó en su momento un gran progreso. Continuaron ingresando nuevos tesistas y se fueron ampliando los enfoques, como los trabajos pioneros sobre composición y metabolismo lipídico en peces, moluscos marinos y de agua dulce y en diatomeas. Se abrió también una nueva línea sobre los lípidos en insectos, particularmente el Triatoma Infestans con el fin de contribuir al conocimiento del vector de la tripanosomiasis americana o Enfermedad de Chagas, lográndose identificar cuatro proteínas en la hemolinfa del insecto así como la composición, metabolismo y función de la cutícula, investigaciones que siguen progresando en la actualidad. Ya sobre el final de la década del 70 se comenzó también una línea de trabajo sobre la interacción lípido-proteína en membranas biológicas y su efecto en la función celular.

Creación y evolución del INIBIOLP (desde 1982 hasta hoy)

Dentro del Instituto de Fisiología (que englobaba a la cátedra de Fisiología con Biofísica además de la de Bioquímica), también se incrementó el número de investigadores y la diversidad temática. El grupo perteneciente a la Cátedra de Bioquímica, siempre con la temática del estudio de la Bioquímica en el campo de los lípidos, que había crecido considerablemente en volumen y actividad científica, fue atraído por las ventajas de establecer un convenio entre la UNLP y el CONICET que ofrecía un marco institucional diferenciado dentro del sistema científico-técnico argentino y propuso la creación de su propio Instituto. Esta propuesta fue inmediatamente acogida con beneplácito y el 12 de marzo de 1982 se creó el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de La Plata (INIBIOLP) a instancias del Prof. Dr. Rodolfo R. Brenner quien fue su primer director, y de sus principales colaboradores entre quienes cabe mencionar a los que conformaron el primer Consejo Asesor: Dres. Osvaldo F. Mercuri, Raúl O. Peluffo, María E. de Tomás, Irma N. Tacconi de Gómez Dumm, Aníbal M. Nervi y María J. Tacconi de Alaníz. Los fines específicos del INIBIOLP según el convenio de fundación fueron: A) Realizar investigaciones en el campo de la bioquímica y disciplinas relacionadas incluyendo especialmente estudios en el área de los lípidos; B) Contribuir a la formación y perfeccionamiento de investigadores y técnicos, y a la enseñanza de post grado en el campo referido en el apartado A; y C) Promover el desarrollo de estudios en su especialidad. En ese momento el Instituto contaba con nueve investigadores, ocho de los cuales pertenecían a la Carrera del Investigador del CONICET y uno a la de CIC-PBA., ocho Becarios Internos y un Becario Externo. Se publicaron durante ese año 1982, 11 trabajos en revistas de nivel internacional y 3 en revistas nacionales.
Desde su creación el INIBIOLP fue creciendo paulatinamente. Nuevos investigadores formados en el INIBIOLP (Horacio Garda, Carlos Marra, Margarita García, Marcelo Tavella, Patricia Juárez, Omar Rimoldi, Horacio Heras, Betina Córsico, María del Rosario González-Baró, Ana Ves Losada, Alejandra Tricerri, Mónica Cunningham, Fernando García, entre otros), o que se incorporaron al INIBIOLP como investigadores ya formados (Rodolfo Goya y Laura Bakás),fueron dando impulso a diferentes líneas de trabajo y contribuyeron por consiguiente a aumentar el reconocimiento que tiene este Instituto en el país y en el extranjero.
Se lograron afianzar nuevos grupos y líneas de trabajo, realizándose importantes contribuciones sobre: el impacto del envejecimiento sobre el eje timo hipofisario en animales de experimentación; la construcción de vectores adenovirales portadores de genes específicos con aplicación en terapia génica; la regulación del metabolismo lipídico en cultivos celulares y animales de laboratorio por efecto de factores nutricionales, hormonales y ambientales; las aplicaciones clínicas de marcadores lipídicos a enfermedades inflamatorio-degenerativas en humanos; el impacto del estrés oxidativo y nitrativo; la importancia de los lípidos y ácidos grasos en la nutrición humana; el mecanismo del transporte reverso del colesterol mediado por las lipoproteínas HDL; la relación de la apolipoproteína A-I humana con la amiloideogénesis; la estructura y función de lipoproteínas de crustáceos, arácnidos y gasterópodos; el sistema de defensa de embriones de moluscos; el estudio de biomarcadores de contaminación ambiental; la bioquímica y metabolismo de insectos y hongos entomopatógenos; la relación estructura-función en proteínas que unen ácidos grasos y otros ligandos lipídicos; la interacción de toxinas bacterianas con membranas; la acción de estatinas y monoterpenos sobre el metabolismo lipídico y la proliferación celular; el metabolismo lipídico del núcleo de células animales; y la regulación de la síntesis de glicerolípidos celulares; entre otras. Las nuevas líneas fueron surgiendo por la natural diversificación y ramificación de las iniciales, o por la implementación de las mismas por investigadores jóvenes al regreso de posdoctorados en el exterior. La aplicación de técnicas de biología molecular desde 1998, así como de diversos métodos biofísicos y de biología celular, fueron haciendo a los estudios cada vez más multidisciplinarios y profundos en sus diversos aspectos.
La Dra. María Josefa Tacconi de Alaniz (entre 2003 y 2010) y el Dr. Horacio Alberto Garda(desde 2010) sucedieron al Dr. Brenner en la dirección del INIBIOLPmanteniéndose los objetivos fundacionales de la institución. La política implementada por CONICET en los últimos años resultó en un gran crecimiento en los recursos humanos del INIBIOLP permitiendo la incorporación de un gran número nuevos becarios e investigadores jóvenes. Hoy el INIBIOLP cuenta con 32 investigadores (27 de CONICET, 3 de CIC-Pcia de Bs As, y 2 de la UNLP), 31 becarios, y 21 personas con funciones de apoyo a la investigación.Este personal ejecuta simultáneamente más de 30 proyectos subsidiados por organismos nacionales (CONICET, ANPCyT, CIC-Pcia Bs. As., UNLP y otros) e internacionales (NIH, Wellcom Trust, International Foundation for Science y otros), habiendo generado unas 40 publicaciones anuales en revistas de nivel internacional y referato riguroso en los últimos años.
Cabe también señalar que esta Unidad Ejecutora ha tenido siempre una estrecha relación con la enseñanza universitaria a nivel de grado y posgrado. La gran mayoría de sus investigadores y becarios se desempeñan también como docentes en la enseñanza universitaria de grado. En su plantel, el INIBIOLP cuenta con 6 profesores titulares, 9 adjuntos y un gran número de auxiliares docentes en las Facultades de Ciencias Médicas, Ciencias Exactas y Ciencias Naturales de la UNLP. 
En cuanto a la formación de posgrado, 21 tesis doctorales fueron realizadas en la Cátedra de Bioquímica con anterioridad a la creación del INIBIOLP; mientras que otras 59 fueron realizadas a partir de 1982 en el INIBIOLP. 
De estas últimas, 21 fueron realizadas en los últimos años (desde 2005) y 28 se encuentran en este momento en realización, indicando el gran crecimiento del último período y su futura proyección.

En diciembre de 2006 se firma un nuevo convenio entre la UNLP y CONICET que rige la organización y administración de las Unidades Ejecutoras de doble dependencia como el INIBIOLP. Desde entonces, la dirección es secundada por un Consejo Directivo formado por seis investigadores elegidos por el personal del INIBIOLP. También integran dicho Consejo (con voz pero sin voto) un representante de los becarios y un representante del personal de apoyo. Desde 2007, el INIBIOLP está integrado junto con las otras 22 Unidades Ejecutoras de CONICET del área de la ciudad de La Plata en el Centro Científico Tecnológico (CCT) - CONICET-La Plata.

 


INIBIOLP - Instituto de Investigaciones Bioquímicas de La Plata "Profesor Doctor Rodolfo R. Brenner"
Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas - Facultad de Ciencias Médicas - U.N.L.P.
Avenida 60 y 120 - C.P. 1900 La Plata - Prov. de Buenos Aires - Argentina. Tel. 54-221-4824894 - Fax. 54-221-4258988 - E-mail :